domingo, 14 de mayo de 2017

Rojo y oro, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

*se asoma y atusa la túnica* ¡Bienvenidas, bienvenidos, criaturas etéreas! *alzando las manos*

Hoy, soleada tarde de domingo (y aún sin una manera definida de comenzar las entradas), querría, intentar al menos, hablaros acerca de una de las novelas que ha removido mis entrañas como tiempo ha no bailan samba. No malinterpretéis mis palabras: ha sido una lectura absolutamente fascinante. Tenía muchísimas ganas de volver a entrar en contacto con la mitología.

La historia tras el cómo conseguí este libro es digna de cantos de musa y arpas de ninfa (?). Unos días antes de su publicación oficial, Gil, una librería de Santander, contaba ya con algún que otro ejemplar. Concretamente dos. La presentación de Madrid (aquí os enlazo el reportaje que hice por si queréis echarlo un vistazo ♪) estaba a la vuelta de la esquina, y Rush, de Devorador de libros, junto a servidor, teníamos planeado ir, así que raudo y veloz, emprendí una búsqueda literaria que me llevó a recorrer la ciudad de punta a punta, no precisamente caminando. El tiempo apremiaba. Las novedades, sobre todo si están a la venta con antelación, no acostumbran a esperarte tomando un café.
Finalmente, conseguí un libro para cada uno. Estábamos listos para lo que aconteciese ♪

He aquí lo que me gustaría cantaros contaros acerca del mundo teñido de rojo y dorado que ha coloreado mi propia realidad de tal manera que no puedo dejar de temblar por la emoción (conocido comúnmente como resacón literario).


Título: Rojo y oro
Saga: No
Autoras: Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Ilustradora: Mar del Valle (aquí su blog)
Género: Fantasía mitológica
Editorial: Alfaguara
Nº de páginas: 446
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-204-8513-3
Precio: 16,95 euros

Sinopsis:
Escuchad, mortales,
la historia de un dios que no quería vivir,
de una amazona obligada a matar
y de su libertad para siempre robada.
Aguardad y temed el despertar del caos:
cuando Eris abra los ojos, la venganza por fin llegará.

Orión está cansado de ser el siervo de Hera desde que su madre, la diosa del Caos, fue condenada por su ambición. Hera le ha tratado más como un criado que como el dios que es. Y quiere que eso acabe.

Asteria está cansada de luchar. Desde que el pueblo de las amazonas fue arrastrado hace años, ella y sus hermanas viven esclavizadas y obligadas a servir al Emperador de Élada como gladiadoras. Y quiere que eso acabe.

El mundo de Orión es dorado como solo puede serlo la grandeza de los dioses; el mundo de Asteria es rojo como solo puede serlo la sangre que derrama cada día.

Ambos buscan venganza hacia quienes los encadenaron a esos mundos.

Ambos buscan libertad, y harán lo que sea necesario para conseguirla.


OPINIÓN PERSONAL:

Aun habiéndome tomado mi tiempo para leerlo (una friolera de casi tres meses,entre exámenes y lecturas obligatorias para la universidad >.<), nada ni nadie ha impedido que viviera, sintiera, disfrutara cada una de las páginas que conforman esta joya *-*


"- [...] Pero todavía me queda una cosa.
- ¿Qué...?

- Todavía me queda esperanza."

Nos encontramos en Élada, un imperio ambientado en la Grecia antigua donde el Panteón vigila,con divina impasibilidad, las acciones de los mortales. Orión, el dios de la Vida, nacido del Caos y condenado a una eternidad de servidumbre, harto de complacer los deseos de Hera su reina, planea una revolución. Para ello, requiere la ayuda de Asteria, la "Amazona Roja": el emperador devastó su aldea y la apresó junto a sus hermanas, obligándolas a batirse en la arena de combate día tras día contra gladiadores y feroces bestias con el simple fin de entretener al pueblo.
La necesidad y el deseo de libertad de nuestros protagonistas les lleva a hacer una promesa de sangre: Asteria ayudará a la causa de Orión a cambio de que éste le asegure poder vengarse del emperador. A partir de ese momento, sus destinos quedan enlazados; ninguno imagina la fuerza de esa unión.


"[...] estoy cansado de ser un cobarde. Por eso... por eso voy a recordarte. Todos los días, hasta que te traiga de vuelta. Incluso si duele, me da igual. No me importa, porque prefiero sufrir por perderte y recordarte que el vacío de no haberte conocido nunca [...]."
Orión, por Mar del Valle.

Antes de volcar el tintero e intentar expresar todo lo que he sentido con este libro, conozcamos brevemente a nuestros dos protagonistas:
Por un lado tenemos a Orión, dios de la Vida, uno de los numerosos hijos de Eris. Condenado injustamente por los crímenes que cometió su madre, vive en el Mundo Superior a la sombra de Hera, diosa del Matrimonio y reina de divinidades. Orión es inocente, dulce, puro, claro y limpio, como, valga la redundancia, la vida misma. Defiende lo que cree, aunque no todo salga según sus planes...


Asteria, por Mar del Valle.
Como contrapunto, está Asteria. Fuerte, decidida, valiente, de férreos ideales, curtida, literalmente, en cientos de batallas. Siente un profundo amor hacia el resto de amazonas, su familia, y hará lo que sea por liberarlas del yugo al que el destino las ha condenado. Incluso si eso significa descender a las profundidades del mismísimo infierno.

Ambos personajes forman las dos caras de la misma moneda.
Ligeia, por Mar del Valle.

No puedo no mencionar a Ligeia, la hermana del emperador. Hija de Atenea, fue confinada en la biblioteca de Élada por su propio hermano con la excusa de "proteger el conocimiento", temeroso de que ella pudiera quedarse con el trono. Sin embargo, Ligeia no lo considera una prisión, sino su refugio del mundo: cuida de la biblioteca con esmero y conciencia. Es una chica reservada, tranquila y con un gran sentido del deber, orden y responsabilidad. Comprenderéis por qué he de hablar sobre ella.


"Odio el dolor que no es físico, porque es mucho peor que el que pueden provocar unas heridas. Te coge por sorpresa, porque no es visible ni medible. y es mucho más complicado arrebatarlo. Mientras que una herida puede sanar, las llagas en el corazón no pueden ser evitadas o acalladas."

Sentimientos encontrados. Realmente, no encuentro las palabras que expresen con precisión lo que he sentido inmerso entre estas páginas. Si bien me resultó, al principio, complicado "conectar" con la novela, llegó un punto en la historia, un acontecimiento que gira vertiginosamente la trama y me atrapó por completo.
Rojo y oro es totalmente diferente a cualquier cosa que hayamos leído de Selene e Iria. No solo por la ambientación, alejada del mundo medieval al que nos tienen habituados, sino por lo que se esconde tras cada palabra, cada frase, cada decisión o acción de los personajes. Y aunque no dejan de lado su característica narrativa introspectiva, desarrollando maravillosamente cada uno de los personajes, los acontecimientos son más determinantes en el transcurso de la historia.


"- Así que se trata de eso -murmura, no sé si para mí o para sí misma-. Una rebelión.
- Para mantenerse vivo, el universo debe cambiar. Evolucionar. O, al menos, las sociedades. Llevamos anclados mucho tiempo entre tiranos [...]."

Una pluma profunda, clara y directa; una de las expresiones más puras de sentimiento que he leído. Se nota la evolución desde Sueños de piedra.
La construcción del propio argumento es otra de las virtudes de esta obra: alternamos capítulos desde los ojos de Asteria y Orión con cantos, pasajes entre arco y arco argumental que no hacen sino otorgar aún más movimiento y musicalidad.
Eris, por Mar del Valle.
En su interior encontramos, además, el exquisito arte de Mar del Valle: deliciosas ilustraciones que acertarán de lleno en nuestros corazones más de una vez.
Rojo y oro transmite valores tan importantes como la familia y la amistad, quizá llevados a un punto extremo, pero real; muestran que la vida no es algo sencillo, que no todo sale como queremos; nos enseña a apreciar lo que tenemos, a cuidar y preservar aquellos lazos que nos mantienen unidos. Todas, todos hemos de andar un camino, superando los obstáculos que podamos encontrar, y durante nuestro viaje, aunque en ocasiones sintamos estar alejados del mundo, no estamos solos.
Vemos retratados, además, problemas a la orden del día, como la irresponsabilidad política, las ansias hegemónicas, la corrupción que puede traer consigo el poder
He reído, he llorado. He tenido el corazón en un puño, el pulso acelerado, respiración entrecortada. Las autoras, con permiso, se han desquitado de todo y un poco más; cuando digo que este libro es intenso, no bromeo.


"Fue un error intentar cambiar un mundo que no quiere cambiar. Un mundo egoísta. Sería más fácil crear uno nuevo, desde cero. O simplemente marcharme a otro. Uno en el que no me recuerden a cada momento que fui un esclavo. Uno en el que no haya disputas que puedan causar el curso de la Historia en otros lugares. Uno en el que pueda empezar de nuevo, sin sombras ni olor a sangre."

Lo mejor de la novela, junto a su ambientación y las hermosas ilustraciones es, sin lugar a duda, la evolución de nuestros protagonistas a lo largo de toda la historia. Una vez más, las autoras hacen las delicias de todas y todos aquellos amantes de las historias de personajes.
Como punto "negativo", quizá la reticencia que sentí al principio por no conseguir introducirme de lleno en la historia (sentimiento que desapareció al avanzar con la lectura).

Con los sentimientos aún a flor de piel, 4,75 sobre 5 para esta maravilla dorada y rojiza ♪

Siento que no he contado ni la mitad de lo que me gustaría, de lo que he sentido, aprendido, vivido con esta historia. Va a ser complicado recuperarse >.<

Espero y deseo que disfrutéis de esta maravillosa tarde y todas las que sucedan. Cuidemos lo que tenemos, pues el ahora es un regalo del que muchos de nosotros sé que nosomos conscientes; por eso se llama presente.

¡Nos leemos, pequeñ@s caminantes de otoño!



6 comentarios:

  1. Buenas!
    Tengo muchas ganas de leer este libro, he escuchado críticas maravillosas!
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *se asoma* ¡Buenos días!

      Es una lectura muy intensa, profunda; distinta a todo lo que hayas podido leer. Captura la esencia, el estilo único de las autoras, narrando algo completamente original y único. ¡Espero poder saber tu opinión pronto! *-*

      ¡Abrazos de panda!

      Eliminar
  2. Hola! Desde que lo ví en una foto no puedo quitármelo de la cabeza, y cada reseña que leo sobre este libro mas ganas me entran de leerlo, no me voy a poder aguantar mucho.
    Muy buena reseña!
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *se asoma* ¡Hola!

      En ese caso, ¡no esperes! Cuando un libro tiene ese efecto sobre ti, acude a su llamada sin dudarlo. Hay un momento para cada libro y un libro para cada momeno; el momento de "Rojo y oro" ha llegado :3
      ¡Oh! Muchísimas gracias >///< Aunque continúo sintiendo que no he podido expresar ni la mitad de lo que hubiese querido...

      ¡Abrazos de panda!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Si te soy sincero, yo desconocía a Iria y a Selene desde antes de escuchar hablar de este libro. He de admitir que me llamó mucho la atención la portada, quizá lo vistosa por la selección de colores que presenta, pero hasta que no leí la sinopsis no me interesé de veras por ella.
    No la he leído, y según tengo entendido ya hay segunda parte. Los libros de mitología, como Percy Jackson (y ahora Las Pruebas de Apolo) me enamoran, y creo que es novedoso en Rojo y Oro (un título que engancha) que vaya más allá, sumergirse en una época clásica donde ambientar y metiendo el tema de las amazonas no ha de ser fácil, y siempre me encanta leer que se recalque mucho el pasotismo de los dioses respecto a los mortales (y propiamente sea dicho, la envidia que nos tienen -en algún lugar leí: nos envidian porque en nuestro nuevo día puede ser también el último). Y si ya me mencionas que hay ilustraciones, ¡mejor que mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *se asoma* ¡B-Buenos días!

      Reconozco y coincido que la portada es exquisita. Quizá no sea el habitual montaje digital, y creo que eso es lo que le confiere esa especialidad: lo maravilloso del dibujo hecho a mano *-*

      En cuanto a esa segunda parte de la que hablas, creo que te estás refiriendo a "Sueños de piedra" y "Títeres de la magia", volúmenes primero y segundo del mundo de Marabilia; "Rojo y oro" es (para desgracia de much@s T-T) autoconclusivo. También pienso que ese aspecto de "aquí se acaba" es otra de las razones por las que este libro es cuanto menos desgarrador.

      Mitología, introspección, historia trepidante y valores importantes se funden en, hasta la fecha, la obra más cruda de las autoras; por otro lado, de lo que de ellas he leído, una maravilla. ¡Te animo a leerla, sin duda! :3

      ¡Abrazos de panda! ♪

      Eliminar

Si te apetece, puedes dejar un comentario. Es todo un placer leer y responderlos :D
Puede que en ocasiones tarde un poco, pero siempre respondo e intento devolverlos ^^

Muchísimas gracias por pasarte y compartir tu opinión, ¡siempre es bienvenida! :3